Reseña Cristo Rey Talarrubias

Nuestro Padre fundador José Gras y Granollers tuvo un sueño: “Hacer reinar a Cristo en el corazón del niño, en sus familias y desde ahí en toda la sociedad”. El sueño del Padre Gras llegó también a nuestro pueblo de Talarrubias cuando, en 1929, unos Sres: D. Francisco Mendoza y Mendoza y su esposa Dª Catalina García de Soto, movidos por el deseo de formar a las jóvenes de nuestro pueblo, hicieron posible que ese sueño fuera una realidad; para ello, contaron con la ayuda de un grupo de religiosas Hijas de Cristo Rey , las cuales fueron las encargadas de iniciar la andadura educativa y formativa haciendo posible que el Reinado de Cristo llegase a los corazones de los niños y las familias de este pueblo de Extremadura, ubicado en la comarca denominada: La Siberia.

Han transcurrido 90 años desde aquellos inicios y son muchas las generaciones de jóvenes las que se han formado en este colegio. A él acuden niños y niñas de otros pueblos aledaños, ya que es el único centro religioso existente en esta comarca.

Fue así como se inició esta maravillosa aventura, que tiene como objetivo:“Conseguir la formación integral de los alumnos, tanto humana, como cristiana, teniendo a Jesucristo Rey del Universo, como modelo de persona a imitar; practicando siempre el Bien.”

En esta misión no vamos solos, pues contamos con la ilusión del momento de nuestros alumnos,la curiosidad que lesllevará a descubrir nuevos horizontes, el deseo de realizar nuestros proyectos y vivir nuevas experiencias. Así mismo la colaboración de las familias, que ponen toda su confianza en nosotros al poner en manos de esta Comunidad educativa sus tesoros más queridos, sus hijos.

Son muchas las actividades desarrolladas en nuestro centro, desde la fiesta de acogida en la que presentamos el objetivo de nuevo curso escolar; que, de tal modo lo tatuamos en nuestro interior, que intentamos llevarlo a la práctica en nuestro acontecer diario. Preparamos con gozo nuestras Eucaristías y adoraciones. No podemos dejar de eludir la Celebración gozosa de la Fiesta de Cristo Rey con sus solemnes triduos y Eucaristía en la que participan tanto la Comunidad educativa y religiosa, como las familias con sus hijos, antiguas alumnas y personas de nuestro pueblo, que con cariño se acercan a felicitar a esta gran familia de Cristo Rey, así como a colaborar con su Tómbola misionera.

A lo largo del curso nuestro alumnado participa en las actividades organizadas no solo por nuestro centro(Día del Libro, de la Paz y no violencia, desayuno saludable, Salidas culturales…) sino también en aquellas organizadas por la Casa de la cultura de nuestra localidad, ya sean exposiciones, cuentacuentos, día del Libro, actuaciones teatrales, etc. En colaboración, con el Instituto Siberia, el alumnado de la ESO acude a la invitación de la Carrera del Estudiante, con ella se crean vínculos amistosos, pues no solo se trata de participar en la actividad deportiva, sino también de compartir momentos de alegría y encuentros personales.

Por otra parte, nuestro centro participa en campañas solidarias, como el Domund, Manos Unidas contra el hambre en el mundo, en proyectos que llevan a cabo las Hijas de Cristo Rey por otros continentes con nuestra Tómbola misionera, así como ayuda a Cáritas de nuestro pueblo.

Nuestro alumnado es invitado a participar en MAR, asistiendo a encuentros con otros centros de esta Congregación, así como en las actividades realizadas dentro de nuestro colegio: días de adoración, proyección de películas, formación religiosa, campamentos, etc.

Las familias colaboran activamente en todas aquellas actividades en las que se les pide su participación(Día de los abuelos, Adoración en Navidad y Semana Santa, Mes de Mayo, fiesta fin de curso,…), aprovechando al mismo tiempo para evangelizar y hacer posible el deseo del P. José Gras de “hacer reinar a Cristo en las familias”, y establecer así lazos de unión y cercanía que nos ayude a conocer el entorno familiar de nuestros alumnos y sus necesidades.

Asimismo, desde este pequeño colegio de la Siberia de Extremadura , os animamos a todos los que formamos la familia Cristo Rey a continuar en nuestro empeño por seguir ” iluminando el entendimiento y hermoseando el corazón del niño”, haciendo realidad el sueño del Padre José Gras, considerando la educación como “una nueva creación”, porque solo “el amor enseña a enseñar”.diciendo con nuestras vidas: “CRISTO REINA POR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES”.

No se admiten más comentarios