Reseña Cristo Rey Jaén

«POR TRECE RAZONES»… CRISTO REY JAÉN

    Un día, por una razón o por muchas, las familias de nuestro colegio decidieron confiarnos la educación de sus hijos y, probablemente, fue una INSPIRACIÓN. Una
inspiración porque seguro que, cuando se revisan las GRANDES decisiones de la vida entre ellas se encuentra la elección del colegio para los hijos. Quisiéramos resumir en
trece las razones que entendemos que hacen nuestro colegio diferente:

    Porque queremos que nuestro alumnado comience a desarrollar su capacidad trascendente, a tener experiencias de interioridad, de fe; porque aquí se ayuda a mejorar la imagen que cada uno tiene de sí mismo y por tanto su autoestima; porque en Cristo Rey no hay diferencias, todos atendemos a la diversidad; porque facilitamos su capacidad de buscar, seleccionar, contrastar y analizar; porque aquí se puede comprender mejor el funcionamiento de un mundo desconcertante; porque aprenden a posponer la gratificación; porque les ayudamos en la toma de decisiones; porque les hacemos conscientes de sus fortalezas y debilidades; porque aumentan la motivación para aprender mediante diferentes modos de expresarse; porque desarrollan su creatividad; porque hacemos todo lo posible por lograr personas competentes académicamente y con inquietud de seguir formándose; porque les ayudamos a descubrir su vocación; porque ponemos nuestro empeño en conseguir personas comprometidas con la vida y la sociedad desde la fe y desde el carisma de José Gras.

    Por trece razones… que no son las de la serie de la que hablan nuestros adolescentes y jóvenes, con la que muchos se identifican queramos o no y que tenemos el deber de conocer. Son trece razones que dan sentido a nuestro colegio y por tanto a cada uno de los alumnos y alumnas que llenan sus aulas.

    Y… ¿cómo lo logramos? Apostando por una pastoral educativa, por un colegio «en clave pastoral» donde con cualquier actividad o experiencia se distinga que somos un colegio con un ideario que busca extender el Reino de Dios.

   Tras realizar una radiografía de nuestro alumnado, detectamos la necesidad de usar nuevos métodos de aprendizaje: las TIC, los roles del cooperativo, el aprendizaje basado en proyectos, ipads…

   Los educadores comenzamos a formarnos en rutinas de pensamiento, en destrezas, en proyectos y PBLs, en trabajo por inteligencias…

   Y todo ello se consigue cuidando el acompañamiento, la atención personalizada, la tutoría, reconociendo, en cada niño y niña, su individualidad

   Al final, ¿qué conseguimos? SER el colegio Cristo Rey, colegio movido por un gran sueño, el que un día tuvo el Padre fundador: Hacer reinar a Cristo en los niños y niñas para que ellos lo hagan en sus familias y estas se conviertan en transformadoras de la sociedad.

    Por eso trabajamos y luchamos, para que esa excelencia educativa no sea solo académica, sino integral. Familia y colegio han de ir siempre de la mano construyendo y creciendo con cada una de las vidas que se nos han confiado.

 

No se admiten más comentarios